Calentar nuestro hogar con gas

El gas natural es un combustible más limpio que los otros combustibles fósiles: carbón, petróleo y sus derivados. Por estas razones, la Unión Europea promueve la utilización creciente del gas natural.

Aplicado a la calefacción el gas natural emite niveles más bajos de contaminación a la atmósfera que el carbón y otros productos petrolíferos. Emite entre un 30 y un 40% menos de dióxido de carbono que el gasóleo y hasta un 50% menos que el carbón. 

Ventajas del gas natural
.. Comodidad en el suministro
.. Limpieza del sistema
.. Inversión inferior